sábado, 27 de diciembre de 2014

La Palabra




El Verbo se hizo carne,

y habitó entre nosotros.
--------------------

No lo puedo evitar

y siento un deseo, irrefrenable,

de decir lo que siento, solamente,

porque me entienda alguien.


Pero siento temor,

la palabra no es aire y se va al aire

Es algo que se queda entre nosotros,

te das cuenta muy tarde.


Por eso quiero hablar

Ya sé que soy muy poco, casi nadie.

El verbo permanece, no lo dudes.

Le dió vida el lenguaje.

Hay tanto que decir

y no quiero que nada me atenace.

Pueden decirme loco. Como quieran,

pero no harán que calle.

Quiero pedir perdón,

porque robé del Angelus, la frase.

Que Dios me tenga en cuenta mi ignorancia,

El que todo lo sabe.

---------------------

El verbo se hizo carne,

y habito entre nosotros.

---------------------


El verbo, la palabra,

ese soplo, que a tu lado nace,

que te hace sentir que no estás solo

que tienes quien te hable.

Soledad o silencio,

un pobre marco para tu paisaje,

que te está pidiendo, con dolor acaso,

que tú mismo lo cambies.

Y que te des un poco.

La vida es estar juntos. Es un viaje

Que es triste si no tienes quien te diga,

alguien que te acompañe.

Que el verbo que quedó

es el Único Dios que se hizo carne

y es bueno que quedara entre los hombres

y que nunca nos falte.

Se quedó para unirnos.

No dejes que el silencio nos separe

y que sea la palabra, quien nos una.

!Hombre, no la defraudes!





Derechos reservados.

Inocencio  Jiménez Ponce.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Busquemos al Niño.






Mi querido niño, de despertad quisiera.
De sentires y algarabías, de verdades  y de tormentas.
De amaneceres plenos y luces en las tinieblas.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Me llena tu ilusión ante tanta cadencia.
Y quedo presa de ese impulso vital que domina la vida.
Y quedo presa de esa magia inmensa llamada cariño
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Adoro tu pureza, esa inocencia desprovista.
De etiquetas hostiles y de maldades dispersas.
Y quedo admirando ese paisaje reconocido.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Me sumerjo en tu belleza ancestral,
Sin otro afán que enriquecer mi mundo querido.
Y me acoplo y vuelvo una y otra vez.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Y me vuelvo a ese río, transitando por esas aguas,
Caminando por esa azotea, cantando por sus calles..
Y me vuelvo más tú e incluso poder ser nosotros.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.


 Luchemos por un mundo mejor para todos.

Todos los derechos reservados 
María José Solano Jiménez.



domingo, 23 de noviembre de 2014

Cuando se trata de ti



Su mirada tras el sillón,

No hace sino acrecentar toda mi desdicha.

Impotencia de un machismo cruel,

Que no hace sino asolar a todas sus víctimas.



Niños que ríen y saltan por el jardín,

Sonoridad en un abismo de desdicha.

Nostalgia de un deseo que no duerme,

Amor, quiero acurrucarte entre la lluvia.
.

Añoranza de abrazos enmudecen mi realidad,

La ausencia de tu caricia enturbia toda mi noche,

Siempre cerca no dudes de este cariño.

Amor de padre clama por un derecho sin cortapisa.


Horas perdidas, enfrentamiento dual...

Importante solución de calidad y amor precisan.

Esforcémonos por esa felicidad que abarque dicha.

Amor de padre clama, por un derecho sin cortapisa.


Torrente de acusaciones, duelo de titanes.

Lucha convertida en una batalla perdida.

Poderosa razón aguarda un mejor fin.

Amor de padre clama por un derecho sin cortapisa.












En machismo mata a todas sus víctimas. 
Mujeres, hombres y sociedad.




Dedicado a esos padres que son, sienten y saben serlo.

Derechos reservados María José Solano.



miércoles, 12 de noviembre de 2014



Amo ese silencio que sin querer,

Se escapa sutilmente de tu mirada.

Aquellos besos furtivos, la primera caricia.

el amor que transforma todos los sentidos.


Dejo de ser yo y me acomodo,

extiendo mis brazos y los acompaño de luz.

Por que ese es el momento, 

Por que esa es la fuerza que me une a ti.


El ímpetu perturba las reglas condicionadas,

llena de libertad cada rincón de mi cuerpo,

afloran incentivando el encuentro.

De almas que ansían un rincón de paz.


Amo la timidez oculta en tus mejillas,

Esos pasos inciertos en la partida,

Esa voz que me enamora como mujer,

El beso profundo que me hace alcanzar la luna.


Amo defectos, manías e incertidumbres,

Imperfecciones, sinsabores y esperanzas.

Me acomodo al disfrute de lo esencial,

Te amo totalmente, con los ojos abiertos.




Todos los derechos reservados.

María José Solano Jiménez

domingo, 19 de octubre de 2014

No todo está perdido






Un zarpazo del destino...

El dolor agazapado presto queda,

Miles de preguntas dando vueltas.

Miles de ¿Por qué?,  esperando  respuestas.




Un nuevo desafío aguarda,

No puede ser de otra manera.

La vida cobra su pulso,

El amor es la única recompensa.




Se ha de batallar ante el dolor,

Se ha de luchar ante la espera,

Se ha de encontrar otra fuerza,

Se ha de combatir por la existencia.




Hay que ponerse en otra piel,

Hay que romper muchas cadenas,

Hay que enfrentarse a un laberinto atroz.

Hay que enfrentarse al cuerpo, de otra manera...




Tu vida se paraliza, se trastoca, se lamenta.

Inicia un nuevo desafío, se enfrenta a difícil contienda.

Vencer a la muerte haciéndote amante de la vida.
.
Vencer a la muerte peleando por la existencia.



Una mujer porta un lazo rosado,

Un mundo lucha contra una palabra cáncer,

La que asola la mente y quiebra la dicha,

La que aumenta los miedos y alienta tristezas...




Pero no todo está perdido, hay esperanzas que alimenta esperas.

Rescatar y decir que puede ser posible,

Luchar contra el enemigo, luchar contra ese estigma.

Salir valientes en ese combate por la vida.






Homenaje a todas las personas que luchan contra la enfermedad.

Todos los derechos reservados María José Solano.


martes, 7 de octubre de 2014

La noche blanca



Todos los veranos como viene siendo habitual y por todos los alrededores de nuestra geografía gaditana  se celebra la noche blanca. Una bonita iniciativa que lleva implícito en su formulario una cita obligada con la gastronomía, la cultura y el entretenimiento popular.
La pretensión no es otra sino el acercamiento tanto a los lugareños como aquellos visitantes foráneos en esta etapa estival, las costumbres y gastronomía típicas de esta tierra.
Aderezado todo con unas pinceladas de cultura y un enfoque de revitalización económica, que palíe la grave situación en la que nos encontramos los gaditanos..
Las calles se vuelven de otra tonalidad, la estación estival se presta a este brillo formando parte de una algarabía llena de luz, con tonos impactantes y lucrativos.
Hay mucha gente, quizás demasiada gente, a la búsqueda de un ambiente complaciente de vientos que suenan a su favor, lleno de aromas suaves y aires fresquitos..
La apuesta cultural resulta interesante. Demasiado para poder llegar a todos y poco, para poder llegar a tantos,.. Sobre todo dándose la circunstancia de estar faltos de otros tipos de acontecimientos como bien apostilla más de uno, el resto del año.
La música suena por todos sus rincones y plazuelas, llenándonos con su sabor de belleza y armonía en su reserva, haciéndonos partícipes de un embrujo que enamora el alma, que te transporta a otro sitio, que lleva el sello de un sentimiento, cargado de furia y pasión. Hablamos de flamenco, de jóvenes promesas, que llegan con esa fuerza cargada de raza, para gloria de todos las aficionados de esta tierra.
Los sentimientos afloran y tal vez uno imbuido en esa algarabía parece que pierde el pulso, se siente guapo o guapa, y deja la timidez aparcada en un rincón. Entonces enciendes el dichoso motor de esa máquina, para bajar a tomar algo, para bajar a hablar con tu voz interior...
De nuevo en el bar se hace notar el tiempo presente, las prisas, el sentido de impotencia bifurcado en la cara del camarero que se muestra profesional y distante.
En el otro extremo de la mesa aparece un caballero, la cara de preocupación y soledad son evidentes. Ajeno por completo a todo lo que pasa a su alrededor, no se percata de la belleza de un rato de compañía y de buena conversación. El resto de la gente sigue disfrutando de ese momento crucial, de esa cita de verano que no quiere despedirse, que se niega a soportar por más tiempo esta la situación social de coyuntura, que quiere gozar por más tiempo de las pequeñas cosas de la vida...
Y allí en el otro extremo de la mesa, está ella, descifrando sueños de pequeñas vivencias.
Desde el primer instante queda anonadada ante su presencia, se vuelve vulnerable y se le aproxima.
Entablan una conversación, que desde ese momento la llevarán en sus corazones para siempre...



sábado, 20 de septiembre de 2014

El sueño de Laura





“Vida”




Espero tu alegría.

Deseo de esperanza,

Encuentro de amores dulces.

Deseo siempre tu vida.


Ambiciono tus amores,

El manantial de tu equilibrio,

La riqueza en tu devenir.

Deseo siempre tu vida.


Descubro tu mañana,

Escondida en tu inocencia,

El clamor de tus atardeceres.

Deseo siempre tu vida.


Sueño con esa riqueza,

La fuerza renovadora de tu paz,

La sabia conducta de tu gente,

Deseo siempre tu vida.


Aguardo tu justicia,

Ese ansiado premio de libertad,

Una nueva siembra por descubrir.

Deseo siempre tu vida.









Todos los derechos reservados.
María José Solano Jiménez.


domingo, 14 de septiembre de 2014

Seres Humanos




 Mi primera imagen es un dolor, que viene de lo más profundo de mi alma. Producto de un sentimiento que abarca todas las esferas realidades y miedos que la circundan.
Desde la maravilla que conforma nuestro planeta una barrera se alza infranqueable, sobre la tranquilidad de este maltrecho equilibrio...
Ese laberinto de mediocridad está sustentado en un mando a distancia, donde se coloca un botón dispuesto a dirigir nuestra propia vida desoyendo el lamento incesante que quizás le pide otra posible solución. En ese caos desordenado e impertérrito se escuchan voces que obedecen a una llamada inoportuna, ausente, que nos interrumpe precipitadamente mientras estamos en el salón de casa frente a las noticias de ese telediario atroz. Son voces disidentes de otro mundo, insertadas bajo el amparo de un producto que esconde sus miserias en lo más profundo de su caparazón...
Eternos perdedores de ese silencio impotente que nos lanza un grito de dolor. 
         Al mundo a nuestro mundo. 

Entonces nos revelamos, nos incomoda su presencia como síntoma de eternos perdedores que aguardan impotentes su zarpazo veloz.
Yo me pregunto, ¿habrá un día lugar para la justicia...?
La sociedad requiere de ese impulso, los "seres humanos" esperan un mundo mejor.
Nos puede llegar de la mano de una imagen que marca o designa gestos de impotencia, tal vez puede ser un niño anhelante de otra cobertura desconocida y presente que lo anexione de una vez por todas a su esencia primordial. Esa cómoda vida, tejida con el manto de naturaleza y efervescencia vital...
Quizás el testimonio regresa a ese mando, canalizador de todas las necesidades acomodaticias de nuestras vidas, ajenos por completo a otro mundo que no sea el sideral...


Derechos reservados de María José Solano.







Todos los derechos reservados.
Imagen de Gabriela, dando pasos a otra nueva realidad.




viernes, 29 de agosto de 2014

De lo cotidiano





EL ANIVERSARIO


Al entrar de nuevo por aquella sala no puedo disimular como el dominio de la incertidumbre se apoderaba de nuevo de todo su cuerpo, a un extremo de la misma  pudo contemplar como su mirada se hacía presente cada vez con más fuerza...
Se le podía notar nervioso pero a pesar de todo su esencia recogía la plenitud del gran reto, la empresa que volvería por unas horas a recuperar el latido efervescentes de unos corazones cargados de juventud de esa que se lleva independientemente del  paso inexorable del tiempo..
 Reunir a tantos compañeros en su vigésimo quinto aniversario había sido toda una proeza y aunque había contado con la colaboración de antiguos compañeros de instituto, al final el peso de la responsabilidad de los últimos minutos empezaba a notarse abrumadoramente.
Los abrazos y felicitaciones conformen iban llegando los invitados no se hicieron esperar y en la medida que iba evolucionando la jornada el éxito parecía asegurado quedando los temores del principio en un efímero recuerdo.
Cada vez le iba constando mayor esfuerzo sostener esa mirada insolente, se decía para sus adentros, tan acostumbrada como estaba de tener todo bajo control...Lo cierto es que se quedó allí, durante un breve pero intenso intervalo de tiempo en el laberinto de deseos ocultos y frente a sus ojos.
Una zozobra desconocida recorría cada centímetro de su cuerpo arrancando ese control uniforme con el se había dirigido en la vida y abriendo un delicado túnel de difícil coyuntura imposible de batir.
Escapando a la sensibilidad fraguada de juventud ante el laberinto de pasión que estaba sintiendo, que la llegaba a derribar inseguridades y enfrentarse a un angosto pasado del que no estaba dispuesta a poner fin.
Posiblemente producto de otro etapa vital pero que poderosamente llamaba a la puerta ofreciendo resistencia  y adelantándose al momento que le impedía poder escapar de allí...
Un movimiento repentino provocó que elevara sus ojos hasta el centro de aquella sala, sintió la sensación de que la estaban observando y dejándose llevar por su intuición acarició ese momento con angustia y una alegría infinita hasta ese momento desconocida.
Fue en ese instante cuando el sonido de su corazón elevó el ritmo, cayendo inmisericorde en el maravilloso recinto de sus ojos, esos ojos por los que hubiera dado la vida...
Intentó escapar y negarse en silencio, el recuerdo la embargaba y su presencia se volvía cada vez más un infierno . Presa del miedo y la inseguridad buscó ayuda en sus antiguas compañeras de colegio, tal vez el hecho de compartir aquellas vivencias de instituto le hiciera olvidar lo vivido hasta ese momento.
Una vez  hubo terminado el discurso de apertura los semblantes de satisfacción no tardaron en llegar, dejando sobre sus corazones el diamante oculto de una etapa vivida donde se guardan entrañables recuerdos.
Embargada por la emoción del momento, no percibió como unos pasos se adelantaban a buscarla en ese encuentro. Roberto, en  un arranque de valentía se acercó suavemente por su espalda y le dijo unas palabras al oído.  "Necesito dar una vuelta"
 Fue entonces cuando Mara escuchó truenos, tormentas, e inevitablemente se encontró con ese trozo de su corazón desierto. Y volvió a subir de nuevo por esas escaleras, visitó de nuevo esa clase y se quedó presa de aquel chiquillo que jamás le dijo un  "te quiero"
Hubiera querido gritar, escuchar una palabra de amor o simplemente pasear como dos chiquillos cuando se dan su primer beso.
El momento culminante de la velada se posicionaba  sobre el horizonte. Echando un nuevo arranque de valor se paró de nuevo ante ella y le dijo mirándola como nunca antes lo había hecho.
Espero volverte a ver, por si no lo sabes…

Te quiero.



Todos los derechos reservados.
María José Solano Jiménez.

domingo, 10 de agosto de 2014

A pocas millas de un sueño...


Naufragio en Rota.


Aún resuena en mi cabeza el impacto de aquellas imágenes.. Recuerdo que estaba en el sofá de mi casa leyendo como de costumbre la prensa local cuando ante mis ojos apareció una fuerte oleada de cadáveres que nos habían devuelto la arena de nuestras playas, allá a lo lejos se perfilaban a un grupo de windsurftas ajenos a la tragedia práctica su deporte favorito.
Una embarcación con medio centenar de inmigrantes han naufragado frente a las costas de Rota,  
ese sábado fatídico del 25 de octubre del 2003.
El balance no puede ser más “desalentador”, 37 muertos y unos cuantos desaparecidos que llevan el enigma añadido de un mar de dudas adyacentes en su interior... 
Nos tendríamos que preguntar,  ¿Qué pasó realmente esa tarde?, ya que por las pesquizas que se sabe un cúmulo de infortunio se anexionaron para que se diera una tragedia de amplias dimensiones.

 Aquella noche un fuerte temporal azotaba la Bahía, produciendo olas de hasta cuatro metros.
Se tiene la sospecha que la falta de medios técnicos y recursos humanos para poner en marcha el rescate de la patera fueron evidentes, así como la excesiva lentitud para salvar la vida de los mismos. Hay indicios de falta de coordinación, desde el mismo momento que la patera fue avisada, como el retraso y la dificultad que tuvo para afrontar un dispositivo de seguridad fallido. 
Ante tanto alarde de despropósitos una a modo de reflexión también se pregunta. 
¿Si hubieran sido ciudadanos de a pie, se hubiera actuado de igual manera ?
posiblemente el precio de nuestras conciencias no hubiera sido lo mismo, tampoco la lentitud a la hora de depurar responsabilidades.

Sobre la orilla de la playa yace un cuerpo, lo acompañan sus objetos más preciados.
Una mochila en la que no se ha podido encontrar ningún objeto de valor y unas botas viejas de alguien que jamás va a pisar ya esta tierra.

miércoles, 6 de agosto de 2014

DE LO COTIDIANO








Cuando una recuerda aquellos años, no puede evitar que en su cara aparezca una sonrisa. Es curioso observar como en la vida de una persona puede cambiar las cosas tanto, habituarse a otro estilo de vida y por qué no decirlo evadirse de la cotidianidad...
Así como quien no quiere la cosa, nuestra pequeña protagonista empezó a pintar el entramado de ese mundo por conquistar, el más cercano, el de las pequeñas grandes cosas.
Me acuerdo el día que se matriculó en aquel taller de orientación laboral, nunca imaginó que le procuraría más de un dolor de cabeza y muchos compañeros enojados con ganas de comérsela. Nunca entendió en aquella alocada aventura quijotesca, que se paga un precio muy alto por ser uno mismo y mas si hablamos en un terreno profesional.
Se subió a un carro que nunca antes había probado, el de la confianza y la autodeterminación, imagínense de que manera terminó el curso, la profe echando humos, los compañeros también.
Pero lo más simpático y apasionante por su parte fue cuando en ese organigrama diferente e inusitado de experiencia vital, se afanó en aproximarse por el mundo del arte, sí quería ser artista, una profesión por la que sentía verdadera admiración. Decidida desde ese preciso instante, se aproximó ufana y vital, a una asociación de mujeres aficionadas en ese difícil arte de la interpretación.
Nunca supuso para mí protagonista un trabajo más entregado ese...
Presa como estaba ante ese afán, se entregó en cuerpo y alma a tan loable proyecto. Creyendo que en ese mundo mágico encontraría la llave soñada, olvidando por completo cuantos obstáculos encontrara en su camino. Desde el primer momento observó que no hay nada como el ego y la vanidad de los "Artistas"
que no están lo suficientemente curtidos en el entramado y variopinto mundo de las tablas...
La competitividad y el deseo de sobresalir recaló fuertemente sobre ese escenario, lo que aprovechó para curtirse en la noble virtud de la paciencia y empezara a tocar los primeros pasos en ese arte, el más eficaz y persuasivo de todos, el del sentido del humor...

No recuerdo como se llamaba la obra, posiblemente no pasará a cartel, lleva escrito un nombre.
Principio y un punto de partida, al encuentro.


Secuelas de noches de insomnio 

La mayor parte del tiempo María José, el resto Laura.


sábado, 2 de agosto de 2014

Otro tipo de amor





Por la ventana te veo marchar

y siento como el dolor queda atrapado en mi sien,

inmisericorde escucho el llanto de ese rescoldo de mi cuerpo.

 Mi esencia se pierde ante ti bajo el amparo de otra prioridad.


Estoy presa de un amor utilizado, no correspondido,

que renuncia a su alegría en noches de miedo.

Soy presa de un enemigo que lucha por dejarme 

indefensa y siembra con sospechas mi remanso de paz.


En una parada del camino me encuentro con esta verdad,

con esa maldita palabra que acompaña mi destino,

la sombra culpable  del desatino envuelve mi noche, y ya

por mucho que lo intente ensombrece mi voluntad.


No atiendo a razones mi cabeza deambula por un precipicio,

donde no hallo término ni posibilidad de salir.

!En nombre de que Dios!, he merecido este castigo,

mi espíritu no se sostiene sobre conjeturas.

En realidad yo no puedo salir de aquí.




Nadie sabe lo que oculta el dolor de esta angustia,

ni el maldito poder que sostiene esta dependencia. 

Estoy presa de un amor que no ama la vida,

estoy presa de una vida que no depende de mí.





Todos los derechos reservados.

María José Solano Jiménez.


Dedicado a todas las personas que son víctimas de violencia.

domingo, 27 de julio de 2014

SU OTRA TRAYECTORIA




Mientras estés viva, siéntete viva



Siempre ten presente que la piel se arruga


El pelo se vuelve blanco


Los días se convierten en años


Pero lo importante no cambia


Tu fuerza y convicción no tienen edad


Tu espíritu es el plumero de cualquier telaraña


Detrás de cada línea de llegada


Hay una de partida


Detrás de cada logro, hay un nuevo desafío


Mientras estés viva, siéntete viva


Si extrañas lo que hacías, vuelve a hacerlo


No vivas de fotos amarillas


Sigue aunque todos esperen que abandones


No dejes que se oxide el hierro que hay en ti


Haz que en vez de lástima  te tengan respeto


Cuando por los años no puedas correr, trota


Cuando no puedas trotar, camina


Cuando no puedas caminar, usa el bastón


¡Pero nunca te detengas!



Madre Teresa de Calcuta.


domingo, 20 de julio de 2014

ÁNGELA



Ángela, estaba sentada en la mesa de la cafetería saboreando de esa última taza de café antes de regresar de nuevo a la oficina. Ese era su reducto, el lugar donde depositaba unos minutos de relax para hablar con ese otro yo que alimentaba lleno de firmes convicciones y control sutil.... 
 De repente miró el reloj, eran las cinco y media de la tarde y tenía que volver de nuevo al trabajo. Recogió con sumo cuidado los apuntes que se encontraban esparcidos por la mesa y se fue a continuar con la tarea.
Nada más llegar se encontró con una nota sobre la mesa que decía, te espero en el despacho. 
Solo escuchar el sonido de su voz la desarmaba y eso la hacía sentir demasiado nerviosa.
Aunque se empecinaba en poner su profesionalidad por delante lo cierto es que cada vez el esfuerzo, llevaba implícito una dura tarea. Se sentía observada, vivía bajo la sospecha de ese temor desconocido, de esa angustia almibarada, bajo la  impertinente llamarada de una pasión que se negaba a morir...
 Muy en el fondo de su corazón buscaba la medicina para ese malestar que había empezado a derrumbar los férreos principios por los que había transcurrido su vida,  lo cierto es que ese hombre había conseguido que todo ese mundo de naipes firmemente construido a sus pies, se deslizara bajo otro escenario, dejándola a solas, bajo la batuta inmisericorde de un cambio de dirección...
 El malestar se dejaba notar con una voz latente, alejándola de unos firmes planteamientos feministas y de ese deseo de saltar sobre lo incierto, le costaba admitir que había entrado en otro espacio imprevisible y por el que no estaba acostumbrada a transitar, de todas formas ya no lo podía ocultar por más tiempo.
Lo quería, no lo podía evitar.
De nuevo volvió a sonar ese móvil en su escritorio. Ángela he pensado...

- Planificar la reunión con los representantes de la empresa publicitaria, realizar el diseño estratégico de actividades y ponerte de acuerdo con nuestros colaboradores.
No le dio tiempo a respirar, tal vez el aire se había esfumado por la ventana. Solo una frase salió de sus labios. Procuraré  que todo esté listo, no te preocupes...
No me falles, te necesito, en ese momento su cabeza no dio más de sí y el disco duro de sus pensamientos se volvió insistente hacia la misma pregunta. ¿Como me puede estar pasando esto, a mí...?
Todo en mi vida lo había sido programando, cada cosa en su lugar y un espacio fundamental para el desarrollo profesional y mis expectativas.
 Nunca entró en mis planes eso de casarme, formar una familia y menos aún el tener descendencia, así que mi vida emocional quedó para el final. Al final de... mis estudios , al final... de mi trabajo, al final.
No me apetecía para nada que se recortara  mi libertad y sobre todo, me encantaba no tener que dar ningún tipo de explicaciones.
Quizás por esa razón me empeciné en ser la mejor, en no perder el tiempo y moverme con decisión por todos los medios que tenía a mi alcance. No entraba en mi cabeza esa terminología llamada fracaso y menos aún, el compromiso de conseguir a toda costa, mi independencia económica.


Por estas y otras muchas consideraciones, este trabajo había supuesto un éxito tras una larga lucha se me reconocía por fin mis méritos. Al final para convertirme sin quererlo, en una especie de secretaria de dirección, que está  “secretamente enamorada”, de su jefe.
-Otra vez suena el teléfono... Ángela,  te espero en el despacho deja todo lo que estás haciendo.
-Mañana estás invitada a una celebración, hay que avisar a todos los trabajadores de la empresa. Hay que procurar que no falte nadie.
Al día siguiente la jornada se desarrolló con toda normalidad, parecía que todo había resultado ser un éxito. Nunca se había sentido, más guapa, quizás ese triunfo le permitiría encontrarse de nuevo con ella misma.
- De pronto sintió unos pasos acercándose por su espalda, era la voz de Ernesto, que le susurraba unas palabras al oído, esta noche estás más guapa que nunca...Inmediatamente un rubor se apoderó de su cara y levemente su cuerpo pudo mantenerse de pié. Rebosante de júbilo no daba crédito de lo que allí estaba sucediendo, él sin el menor gesto de indecisión la cogió de la mano y se la llevó al centro de la pista. 
-Allá en el fondo de la pista se podía escuchar el sonido de un bolero, ella suavemente fue levantando sus brazos hasta dejar sus manos alrededor de  su cuello,  el dejó caer su brazo con dulzura sobre su cintura, y asirla dulcemente...

Ángela, acercó sus mejillas sobre su pecho y unas palabras sonaron al ritmo de la melodía. 
Esta vez no lanzó una mirada al aire, simplemente se dejó llevar...

Todos los derechos reservados.

María José Solano Jiménez.


domingo, 13 de julio de 2014

MARIA



Anoche antes de acostarme puse el despertador, nadie diría que ese aparato tan desagradable por exigencias del guión se convertiría en mi gran aliado...
Esta mañana me he levantado con un entusiasmo inaudito, una firme convicción se ha apoderado de mi sonrisa y también ha volado sobre mi pensamiento poniéndolo en acción. Una firme convicción ha sacudido lo más profundo de mi superficie y sin pensarlo he cogido mi agenda y en la puerta del frigorífico he puesto unas palabras. Me voy...
He sentido como una oleada de aire fresco se deslizaba por mi cara hasta sentir como el volante de mi coche me incitaba de nuevo a transitar, por uno de esos pueblos blancos de nuestra geografía gaditana.
Caminar por esas calles llenas de luz, respirar ese aire con sabor a marisma y contemplar desde un banco de cualquier plazoleta, sencillamente, como transcurre la vida...
Sin pausa ni demora para mirar de nuevo el reloj, ni tensión cotidiana acumulada en ese trajín que ahora llamamos vida. 
Con ese remanso de paz, me he aproximado a sus gentes, sus historias y todo lo que circula alrededor de sus vidas. Su empeño me ha hecho transitar por esas calles tan estrechas y alargadas, hasta que de repente
mis pasos se han detenido para contemplar una antigua casa del pueblo.
Su construcción refleja el inexorable paso del tiempo y en medio de ese espacio desabitado, mi mirada se percata de la aproximación de una anciana del lugar que responde al nombre de María.
Su semblante amable y cordial me hace sentir, que no va a hacer difícil la conversación. Ya que por su fisonomía y trato, da muestras de poseer un magnetismo enriquecedor...
Es interesante comprobar como durante unos minutos esa persona me abrió su corazón y me hizo un breve repaso de su vida, dejando el manifiesto de todas cuantas personas fueron importantes en la misma.
De esta forma me acerqué a su primera maestra de pueblo, aquella que le enseñó con tanta entrega y abnegación las primeras letras, sabiendo compensar con esfuerzo y dedicación, la precariedad de recursos que sobre su educación existían. Me hizo depositaria del saber de como la envestida cruel de una guerra mermó las esperanzas de esa niña, acumulando en el desván de esa habitación los sueños más dulces que le deparaba la vida.
Desde ese mismo momento solo supo de trabajo y de esfuerzo, bajo esas coordenadas se fue desarrollando sus días. Por una de esas coordenada que suceden en la vida, hoy su nieto, al salir del colegio le ha traído un presente, un libro que habla de poesía, su corazón recibió un vuelco y situó este presente en una de sus mayores alegrías. Recordar esas pinceladas de esa mujer que fue y la que vive todavía...
Nos despedimos con un fuerte abrazo y ya al atardecer no pude contener mi emoción. 
Si esta mujer hubiera contado con otros medios, quizás sus posibilidades hubieran sido distintas..
Hoy estaría aquí, conmigo, luchando a mi lado por la cultura.


Todos los derechos reservados. 
Dedicado a todas las personas que no pudieron estudiar.

martes, 1 de julio de 2014

                                              

      “ A ti mujer mayor”                                                               

                                                                                                                                                              
                                                                                                                                                           


No tengas miedo a ese crepúsculo, que se aproxima...

A ese tu nubarrón negro por el que circula tu vida.

Ponte las pilas, sal a  la calle, respira de ese aire...

Otro rumbo,  otro aroma impregna de nuevo tu orilla..

Mantente firme; no le des permiso a ningún intruso,

que venga a rellenar  tu mundo, de páginas amarillas.

Nada de ponerse a llorar como una niña...

El tiempo no se demora, el pulso hay que tomárselo a la vida.

Todo es transitorio, las ilusiones también se fabrican...

Etapa con tiempo presente, la reproductiva quedó vencida.

No es el momento de objeciones, ni  de mala conciencia.

Termina una vieja etapa, empieza otra.

La que te queda de vida...




viernes, 20 de junio de 2014

PASION






Nunca voy a olvidar aquel chico del autobús,

Su mirada transparente me hizo recordar..

El lugar de un sueño aplazado en otro tiempo.

Laberinto de pasiones, sintonia con sabor a besos.


Palabras que se cubrieron de romance,

ilusiones  que despiertan al momento.

Tu lugar podría ser refugio soñado,

Laberintos de pasión, sintonía con sabor a besos.


Melodías que se mezclan en un concierto.

Algarabía de amaneceres que robamos al deseo.

Fugacidad de un permiso que se nutre de alimento,

Laberinto de pasiones, sintonía con sabor a besos.


Color azul, deslumbrante amor abrazar quiero.

Rumor de olas embravecidas remanso del silencio.

Tempestad a golpes de guitarra, amarse presto.

Laberinto de pasiones, sintonía con sabor a besos.


Aromas a jazmines y fruta fresca, alacena de este cuerpo.

Perfumes de azahares, reliquias de adorada fantasía,

Tesoro con el que me afano en rellenar desiertos...

Laberinto de pasiones, sintonía con sabor a besos.


Mirada cómplice, encuentro fortuito de almas,

Torbellino de fuerzas salpicados con recuerdos.

Quiero dormir a tu orilla sin respirar ni un momento.

Laberinto de pasiones, sintonía con sabor a besos.


Luz de este genuino amanecer, caricias arrejuntadas.

Hermosura en nuestros labios sedientos.

Quiero por siempre refugiarme en estos brazos,

Laberinto de pasiones, sintonía con sabor a besos.

Beber aún quiero de esos ojos silenciosos.

Mis días caminan por este efervescente manifiesto,

Hoy, tal vez mañana, ruta que recibe el ímpetu arrebatador,

Laberinto de pasiones, sintonía con sabor a besos.




Todos los derechos reservados.


domingo, 15 de junio de 2014

LA DIFERENCIA







Caminando en la dirección,
Me acerco al mundo del otro,
De sus inquietudes y anhelos.
Asumiendo la cuestión en el hecho,
De su adorable diferencia...

No admito la frontera, ni la angustia.
De ser esclavo de normas establecidas,
Paradigmas de separación social.
Ni de conjeturas que me son ajenas...

Luchando en una batalla legal,
Estamos esclavos de la situación.
Enfrentando al género en un espacio más,
Que cuenta en el boletín de nuestra contienda.

Caso cerrado de una sociedad con recinto abierto,
De estratégicas y prometedoras promesas.
Laberinto de una desigualdad que se afana,
En convertirnos arduos luchadores de esta brecha abierta.

Quiero el encuentro de  mundos, conexión establecida.
Poderoso afán que avanza descubriendo nueva esencia.
Ilusión de un mundo de comunicación, respetando diferencias.
Hombres y mujeres protagonistas de esa unión es necesaria, ¡despierta!


Todos los derechos reservados
María José Solano Jiménez.,

viernes, 6 de junio de 2014

AMOR MADURO





Concierto de sensaciones, amor de octubre.

Diamante en bruto del despertad inusitado.

Tus hojas se extienden por mis caderas,

La suavidad de la noche sabe, a caricia cierta.



Embrujo a reunión de almas solitarias,

Espejismo alentador, valiente y en guardia,

Sobran las razones ante el despertad de anhelos.

Vence la locura, ante este mar ingrávido.



Rumbo desconocido, aventurado ante ese fin,

Conquistas de libertad que rompe cadenas,

Prejuicios sociales, barreras absurdas.

Si se a de morir...Ante todo amar quisiera.



Aguarda el lecho, el amor no espera  pacto.

Tu en mi alma, yo, cerrando circulo ante tus brazos.

Amor maduro para ti solo quisiera,

El beso libre, las caricias arrejuntando palabras.



Todo los derechos reservados.

María José Solano Jiménez.




domingo, 1 de junio de 2014

TAN SOLO UNA PALOMA




ESCRITORES ISLEÑOS CON LOS NIÑOS Y SUS DERECHOS



TAN SOLO UNA PALOMA


-Bueno chico, date prisa que ya está oscureciendo.


-Sí, señor Manuel, les he dado de comer a las vacas y a las gallinas-
respondió <<Perico>> gritando mientras ponía cara de importancia y un terrible cosquilleo le recorría todo el cuerpo-. Ya he baldeado el suelo del corral -continuó diciendo-, y he limpiado los bebederos, y los he rellenado con agua limpia; pero aún me quedan por terminar algunas cosas.


El niño entró finalmente en el palomar, agachado para no golpearse la cabeza, y para no espantar los animales. Sostenía en su mano derecha una vela encendida, que alzó, una vez dentro, por encima de su cabeza. En la otra mano llevaba un caldero lleno de trigo. Sólo se produjo un ligero revuelo y se oyeron
unos leves roces en los casilleros. Pero no se inquietó. Sabía demasiado bien que intentarían escapar o hacerle algún daño.


Un rato estuvo allí sentado, en el suelo, en un rincón del palomar, observando detenidamente las aves con la ayuda de la escasa y oscilante luz de las velas; su chisporroteo era el único sonido que se oía. No sintió miedo. Estaba acostumbrado. Casi podía adivinar, aún a ciegas, donde se hallaba cada una de las palomas.


Sí, ya era casi de noche. Tenía que darse prisa si quería alcanzar al señor Manuel, antes de que se marchara al pueblo; si no, no cobraría su salario, como tantas veces.
Y don Manuel, no sobresalía precisamente por su esplendidez y munificencia.


Se cercioró de nuevo de que todo estaba en orden; luego , cerró la portezuela procurando no hacer mucho ruido; dio un soplo a la vela y salió corriendo. Oyó el sonido del motor.
 <<El coche de don Manuel >>, pensó. Corría tanto como sus piernas lo dejaban. Bajó las escalerillas, cruzó el corral. La cabeza se le inundó de repente de todo tipo de imágenes que, si cabe, más lo animaban a correr.


El coche de don Manuel, ya se alejaba. El muchacho llegó jadeando, sin apenas aliento, casi exhausto, y de salto se encaramó a la cancela . Sólo le dio tiempo a ver unas pequeñas luces rojas que, inmediatamente, se desvanecieron en la oscuridad, que había invadido, inexorablemente el carril.


<<Perico>> llegó a su casa, empujó la puerta y entró.Traía todo el frío de la noche incustrado en el rostro
y hasta en el más escondido hueso de su cuerpo. 
Su madre se acercó, lo besó y luego se le quedó mirando con esa natural y, a veces, desconcertante ternura de madre. Él se metió la mano debajo de la zamarra, la sacó luego lentamente, y la entendió hacia ella:


-No te preocupes, mamá. Solo es una paloma.

Con toda mi admiración. 


JOSÉ MARÍA HERNANDEZ


domingo, 25 de mayo de 2014

AL ENCUENTRO




 El vacío apareció ante la puesta…
 Su mirada de miedo se clavó ante mis ojos,
Y fue entonces, cuando me atreví a entrar allí.
 Después de todo no había transcurrido tanto tiempo.

 Una experiencia extraña sacudió a Julia,
Transitaba por aquella casa como un zombi, con la inmisericorde
 Sensación de estar avanzando sobre un precipicio,
 De preguntas inciertas y resquemores viejos.

 Nada se acomodaba a su previsión, sin rastro de muebles.
 Solo el dormitorio, formaba parte de un cuadro cargado de vida,
Cubierto de matices y dispuesto a seguir…

 Una infancia de ilusiones junto al rincón de la poesía.
 En ese laberinto de imágenes robadas y confusas,
Irrumpe con fuerza un vendaval de aire fresco,
 cargado de aromas envueltos en ropas de diario,

Sabor a cayena en rama y azuquita.
 En el viejo buró se agolpan algunos libros…
 Con las notas de antiguos exámenes,
Y el matiz distintivo del que va a un encuentro,
Poderosa razón que no pueden borrar ni los sueños.

 Voces que corean canciones al son de calle,
Y una voz interna se afana a recogerlo,
Rueda que te rueda, los ojos de esta niña.
Rueda que te rueda, que da envidias hasta el cielo.

 Una vez más se hace la noche.
Y los sueños se desvanecen en un rincón,
 La cena aguarda y el reloj te avisa…
 No has de llegar tarde, amor infierno.

 Por fin una imagen te traspasa, recuerdos.
 Añoranzas de un tiempo olvidado y tierno…
 Una silueta que te duele en la habitación,
Unos pasos que producen miedo, mucho miedo.

 Es una voz que te implora, te busca a ti
 Te quiere feliz, lejos de ese infierno..
Oigo su voz, su nana de cariño.
 El dolor del alma, cuesta mucho entenderlo.

Todos los derechos reservados. María José Solano Jiménez.

viernes, 23 de mayo de 2014

FLOR SILVESTRE

Libertad



Nace al borde del camino
y en el camino se queda.
Nace casi sin destino.
Pueda que allí mismo muera.

Las encontré a cada paso,
blancas siempre, o amarillas,
al borde de los ribazos
mientras miraba la trilla.

Flor que nace descuidada
que solo acaricia el viento,
vive libre, solitaria,
adornando sus silencios.

Y sin embargo, segura
se abre cada mañana
goteándole el rocio
una ilusión renovada.

Piensa que a su alrededor
es la vida la que estalla
cantando al amanecer
de la tierra cultivada.

Y piensa en el sembrador
que en la tierra roturada
fue dejando la semilla
en una dura jornada.

Y luego con mano torpe
mano seca, mano ajada,
en el surco removido
celo y amor, la enterraba.

Sigue pensando la flor,
pensando así, mientras calla,
que aunque las flores no hablen
hay una voz en su entraña.

Una voz que se rebela
y que se pierde en la nada,
que nadie quiere escuchar,
que una flor no tiene alma.

Todo lo que nace aquí
alguien lo cuida y lo guarda
y nadie me cuida a mí
y no importa que no nazca.

Yo soy libre de nacer
pero ¿que vida me aguarda?
¿Quién cuidará de mi vida
si el silencio me acompaña?

Y eso es ser libre, pregunta.
Y su libertad la amarga,
que su propia libertad
le hace vivir olvidada.

No quiere sentir rencor
que sufre pero se aguanta.
Solo tiene dos amigos
a los que su pena canta.

El sol que brilla en el cielo
y la brisa perfumada
que suena como el suspiro
de una dulce enamorada.

Y a ellos dirije sus cuitas
y así consuelo demanda
para endulzar de algún modo
su libertad solitaria.

Hacerme nacer así
y luego ser arrancada
para endulzar de algún modo
su libertad solitaria
il
Hacerme, nacer así
y morir de una pisada
de hombre o bestia, quien lo sabe
después de muerta, ultrajada.

Ser libre, burda ironía
metida en una palabra
que en vez de promesa firme
es una protesta airada.

No quiero la libertad,
la pobre flor, suspiraba.
Que ser libre es estar sola
y la soledad, me mata.

La flor me hizo pensar
que su queja era enseñanza,
El hombre quiere ser libre
a costa de su esperanza.

El hombre débil barquilla,
quiere romper la amarras
y meterse en la corriente
de las olas encrespadas.

Sola, si timón ni guía,
por sí misma gobernada
sin conocer los escollos
que el mar en su seno guarda.

Libre, al fin, sin ataduras
de libertos se acompaña
y el mar se llena de barcas
con su libertad lograda.

Chocan entre sí, van ciegas,
y por ser libres se dañan,
que siempre esa libertad,
solo es furia desatada.

Pienso yo como la flor
que amo el sosiego y la calma
la liberta que es amor
y la caridad que hermana.

Pues la libertad de todos
por la que los hombres claman
es toda puro espejismo
que se pierde y no se alcanza.

Porque al igual que los bosques
que al árbol, ocultan, guardan,
con la libertad de todos
la libertad se desangra.

Se ahoga en su propio fin,
pobre libertad soñada..
¿Por qué la buscan los hombres
si no hace falta buscarla?

La libertad verdadera,
está en el fondo del alma
y fue Dios quién la creó
para gozarla sin trabas.

Que la libertad no es furia
nunca es rencor ni es venganza
Son unos brazos abiertos
y un hermano que te abraza.                      Inocencio Jiménez Ponce. Todos los derechos reservados.


domingo, 18 de mayo de 2014

ALGO QUE PERDI





Se me va el corazón tras de su huella

y el ánimo en suspenso

hay un dolor que estreno cada día

aunque el dolor no es nuevo.




Me pongo a recordar, pero mi alma

se para ante el recuerdo

y  las horas pasadas ya no válen,

son cosas de otro tiempo.




Siempre he querido ser, de alguna forma

el amigo más bueno,

aunque sé que es difícil conseguirlo

o acaso yo no puedo.



Y ahora, me encuentro triste,

porque acaso un mal viento

se ha llevado de mi toda esperanza

y me ha dejado seco.



Porque lo he dado todo, como siempre

y pregunto: ¿Que tengo?

Las manos vacías.Y la mirada

perdida allá...Muy lejos






Todos los derechos reservados.

 Inocencio Jiménez Ponce


domingo, 4 de mayo de 2014

MARE






                                               Una flor en el jardín, recuerdos...

                                               Nostalgias de un amor eterno.

                                               Requiebro hoy no es mi lamento,

                                              Tu palabra alivia ese momento.


                                              Una puerta se abre ante el umbral,

                                              con sonidos de amores tiernos,

                                             Te espero siempre, de mañana.

                                            ! Al encuentro voy por ese mar de los deseos…!


                                             Canción de copla, voces de chiquillos.

                                             Apoderarse de mí quisieran ellos...

                                             Vivir acurrucá en esos brazos.

                                             Y no sufrir con ese anhelo.

                                                                                     
                                             Lisonjas, rencillas propias de otra estación...
                                                                      
                                            sombras bajo el epígrafe de libertad y desconcierto,

                                            Siempre dispuesta a resolver con la palabra,

                                            Siempre dispuesta a sortear contra los vientos.


                                           Caminos que perfilan antorchas de humanidad,

                                           Caricias que se peinan sin un lamento,

                                           ojos que vigilan hasta en la madrugá,

                                          ! Amor de Mare, está al acecho!


                                                                               
                                           Apoderarme de ti quisiera sueño…

                                          Oír tu voz con el son de esa copla, 

                                          Acariciar tu fragancia antes de ir a dormir,

                                          Y besar tu recuerdo siempre en silencio.

                                                                                 
                                           Hoy despierto por primera vez,
                                       
                                           y he vuelto al regazo de tu cuerpo bello.
                                         
                                           Te he amado como no hice nunca...

                                          Y le he dado las gracias a ese Padre bueno.

                                                                      

                                                    

                                          ! Ay Mare buena que vienes al río...!
                                                                                
                                          !Ay Mare buena, portadora de esperanzas!

                                          !Ay Mare  buena, amor de mis amores!
                            
                    





Todos los derechos reservados.


María José Solano Jiménez.





jueves, 1 de mayo de 2014

LA POESÍA HUMANISTA DE INOCENCIO JIMÉNEZ PONCE




POR UNA CALLE CUALQUIERA



         Era ya casi de noche,

         Las sombras me iban siguiendo

         por una calle cualquiera

         camino de mis recuerdos.

     



     

        Sentí un poco de frío,  

       Y fuí cerrando hasta el cuello

        una zamarra de lana,

       que hasta ayer no me había puesto.

       

                                                                                                                                                                          



      Por una calle cualquiera

     yo siempre encontrarla puedo,

     porque la llevo conmigo

     y en todas las partes la siento.



     La tuve, pero se fue...

    solo se quedó en mi pecho

    el eco de sus latidos

    y las llamas de sus besos.



   Antes, cuando la tenía,

   síempre corría a su encuentro,

   con la alegría de una joven

   que se hace fuerza en un viejo.



   Y ahora, ya ves, tan despacio...

   Ya no importa si no llego,

   Por una calle cualquiera,

   Voy llorando su silencio.


Todos los derechos reservados.