miércoles, 12 de noviembre de 2014



Amo ese silencio que sin querer,

Se escapa sutilmente de tu mirada.

Aquellos besos furtivos, la primera caricia.

el amor que transforma todos los sentidos.


Dejo de ser yo y me acomodo,

extiendo mis brazos y los acompaño de luz.

Por que ese es el momento, 

Por que esa es la fuerza que me une a ti.


El ímpetu perturba las reglas condicionadas,

llena de libertad cada rincón de mi cuerpo,

afloran incentivando el encuentro.

De almas que ansían un rincón de paz.


Amo la timidez oculta en tus mejillas,

Esos pasos inciertos en la partida,

Esa voz que me enamora como mujer,

El beso profundo que me hace alcanzar la luna.


Amo defectos, manías e incertidumbres,

Imperfecciones, sinsabores y esperanzas.

Me acomodo al disfrute de lo esencial,

Te amo totalmente, con los ojos abiertos.




Todos los derechos reservados.

María José Solano Jiménez





No hay comentarios:

Publicar un comentario