jueves, 13 de diciembre de 2018


                                                                                        La Niña Bella


Ya te mezo querido niño, ya en mi vientre

contra la maldad  de esta tierra.

que obligándote pronto a ser un hombre, no

supo comprender el valor de tu entrega.


¿Que tenéis mi dulce Dios?

  le dice la Niña bella; 

¿Es que descubriste en mis ojos, el dolor 

de la pobreza?

No tengo palacio donde alojarme,  ni casa donde

venir  pudieras, mi cuerpo es tu alimento

en tu mirada la esperanza para transformar

en amor, el egoísmo de esta tierra.


El niño recién dormido, 

guarda un tesoro en su mano bella

el mensaje de unión entre los hombres

un deseo hacia que la humanidad florezca



Ella despertando  la voz de su alma cubre

de abrazos los sueños del niño y una nana

le canta a las estrellas



!Ángeles del cielo, que se duerma mi niño!

!Palmas de Belén, no dejéis que ese viento

furioso desvele su paz!, entrad más despacio.


!Que el niño divino, se está cansando de llorar

en esta tierra por su descanso! y sosegar quiere

 ante tanto llanto.


!Ángeles divinos, que vais volando traed los ramos 

para mi niño!,  que duerme desafiando a este frío,

y veis que yo no tengo con que guardarlo.







Todos los derechos reservados para María José Solano Jiménez




jueves, 6 de diciembre de 2018

Ese otro




En un tiempo donde reina la inseguridad siempre vienes a mi memoria . Lo cierto es que me las 

ingeniaba para tener muchas cosas que hacer; Terminar la carrera, especializarme, incluir una seña 

de identidad que me conectara con  todo por lo que luchaba en la vida.

Aplazar promesas incumplidas, ver pasar el calendario con la convicción de que existe un 

mañana dispuesto a regalarnos oportunidades. Hasta que un día te das cuenta que los gestos de 

cariño desaparecen, los te quiero desaparecen y la persona que está a tu lado se convierte en una 

absoluta desconocida arrinconado sobre el rincón quedan los besos negados y la pasión forma

parte de los libros cuyo polvo acaricia el olvido.

Y observas como se precipita ese tiempo que atesorabas con vehemencia pretendiendo anexionar 

un poder  disfrazado con  miedo y  a veces hasta de permites fingir ante el grupo de amigos  

haber encontrado parcelas infranqueables de libertad y no buscar ese otro que se muere 

ante tus brazos pegado a tu cuerpo, comiéndote a besos antes de soltar el dolor que quema por 

dentro. Y no sentir la horrible sensación al encontrar la muerte rondándome entre las sábanas.






Derechos reservados. María José Solano Jiménez





miércoles, 7 de noviembre de 2018





                                                           Amor de octubre



Concierto de sensaciones  amor de octubre.

diamante en bruto de un despertad inusitado,

tus embrujo se desliza por mis caderas,

dejando que la pasión las acaricie.

Hechizo al compás de almas solitarias

deseo valiente y en búsqueda de alma

sobran las razones para esta senda de ilusión,

vence la locura  ante este mar sediento.

Con  rumbo desconocido  nos aventuramos hacia este fin

asumiendo la conquista de una libertad que rompe cadenas,

prejuicios establecidos,  soledad impuesta

hoy  tu amor me inspira y la vida se renueva.

Nos aguarda el lecho, el amor siempre sorprende

tu en mi cuerpo  yo cerrando circulo ante tus brazos.

Amor maduro para ti solo quisiera,

El beso libre, la pasión  arrejuntando palabras.




Derechos reservados. María José Solano Jiménez


domingo, 21 de octubre de 2018

Todo por la audiencia





¡Qué bochorno en la escena de televisión!

Una de las concursantes del realitie de moda más discutida y polémica Monica Hoyos, se disponía a traspasar la barrera exterior de una casa Gran Hermano Vip para encontrarse con su anterior pareja Carlos Lozano. 

El presentador muy aclamado en otro tiempo por obra y gracia de  Operación Triunfo no dudó en dirigirse hacia ella con la ferocidad de un león antes de acorralar a su presa. El espectáculo no pudo ser más bochornoso, diga lo que diga Mediaset, un ex marido colérico e imposible de disuadir soltaba improperios con la excusa de que tenía una costra que sanar. No es cuestión de analizar aspectos de su profesionalidad, la cual no importó a la hora de dar cobertura a un realitie.  

Aquí lo que hay que exigir es que un medio de comunicación que llega a tantísimos espectadores tome medidas para que no se viralice ese tipo de comportamiento, donde se sobrepasaron ciertos  límites y por un momento asistimos impotentes a que las palabras y los gritos dieran lugar a un segundo nivel. No me corresponde saber de la vida de Mónica Hoyos, Carlos Lozano o Miriam Saavedra, protagonistas del trío más histriónico de Telecinco pero sí de otras mujeres que sufren en sus carnes la huella del maltrato físico y psicológico. 

En lo que va de año las cifras de víctimas asesinadas ya suman 40, tres de ellas menores. Parece que todo va incluido en este concurso. Gritos, escenas de violencia verbal demasiado próximas, como consecuencia de unas relaciones extramatrimoniales a dos bandas. El esperpento consiste en que la cadena amiga encierre en un cuarto a tres personas enfrentadas a su propia batalla personal y que expongan sin ningún tipo de consideración el derecho que tiene una menor a su propia protección y no ser un argumento en defensa de sus propias miserias. 

Y como broche final se autorice el enfrentamiento de una tercera en discordia para mayor regocijo del respetable. A todo lo anterior hay que  añadir cortes sistemáticos en publicidad y la vergüenza reflejada en la cara  de una profesional encargada de dar información proveniente de la casa no fuera a ser que la situación se escapara de las manos y nos aventuráramos a cerrar de un golpe el mando de televisión.



María José Solano Jiménez

domingo, 29 de julio de 2018

Mi querida poeta



 

Mi querida poeta

Un mazazo recorre este verano gris

al volar mi pensamiento hacia ti  la soledad

inunda con su clamor mi desdicha.

Una palabra quisiera encontrar, un momento

quisiera guardar,  para que no se escape de

entre mis manos todo el amor que reposa

en cada verso que escribías.

Un gesto tuyo puede alumbrar esta sed

que perfila la flor de un espíritu libre,

jamás encorsetado donde domina el arte en

su esplendor por  la  vida.

Un abrazo de cariño era tu seña de identidad

mi querida, nuestra querida amiga

“Poetisa del amor” hasta siempre

 por siempre  la mejor  sonrisa.

Fuente sabia de pasión, vitalidad,  riqueza de

espíritu  de un vivir que proclama la atención

en sentirse vivo  sin que ninguna barrera
  
lo impida.

 Hoy, querida amiga no me resisto a

perderte quiero seguir dispuesta a seguir con estímulo

ese regalo que me entregaste cuando ni yo misma

lo creía. 

 Por eso con el corazón roto leo tus versos,

ese mundo que creció a cada paso donde la vida renace

como fuente de pasión e ilusiones compartidas.














sábado, 16 de junio de 2018



Presentación del nº 29 de la revista Pleyade


Feria del libro de San Fernando 2018











martes, 10 de abril de 2018

" Dando vueltas sobre el circulo ”







Todas las mañanas cuando veo el movimiento de las agujas del reloj pienso lo mismo, escapar, de 

esta sensación de ansiedad que domina mi vida. Inmediatamente después mis pasos se dirigen hacia 

el cuarto de baño para ver allí mi rostro y escuchar una voz que me inspira a seguir adelante.

Al pasar por delante de la habitación mi mirada se detiene sobre mi Paco, que descansa plácidamente 

de una jornada dura de trabajo, miro al cielo y aunque me quede alguna que otra pregunta sin 

resolver me digo para mí misma, por lo menos tengo trabajo.

Ya lo cantaba Martirio, en su canción “me siento atacada”  con referencia a los parámetros de 

velocidad que hay que afrontar para ganarle un pulso a la batalla por la supervivencia que  en mi 

caso me obliga a diversificarme ante la multiplicidad de funciones;  que me pide el funcionamiento 

de una caja rápida, la  reposición de material en el menor tiempo posible y la resolución de 

problemas.

A veces siento como mis manos se atrincheran ante la dichosa máquina, las preguntas se muestran 

incisivas antes el mostrador y el baremo de puntos pesa demasiado. Y es en ese diminuto espacio de 

tiempo cuando tu cabeza se vuelve a esa  Mari, compañera de instituto que bebía los libros por ti y 

no en Luisa, la chica simpática de la caja nº5 que se ha convertido por razones de necesidad en una 

especie de  “Indiana Jones “en el templo maldito.

Una vez más mira el reloj, apenas quedan unos minutos para que terminar la jornada y grabado en tu 

mente contestas a las últimas palabras.

-¿Por favor señora, con tarjeta o en efectivo?

Y sigues por ese camino sin retorno, dando vueltas sobre un círculo que te obliga a producir y no 

parar a menos que no quieras formar  parte del olvido.

Y de nuevo escuchas una voz que te sale del corazón, que te abraza y está empeñada  en contagiarte 

su ánimo para que sigas adelante. Mi niña,  lucharemos juntas para que no abandones tus estudios.

-¿Chica veo que aquí hay un error?

- No se preocupe señora la rectificación más abajo.





Josefa Solano Jiménez