viernes, 12 de diciembre de 2014

Busquemos al Niño.






Mi querido niño, de despertad quisiera.
De sentires y algarabías, de verdades  y de tormentas.
De amaneceres plenos y luces en las tinieblas.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Me llena tu ilusión ante tanta cadencia.
Y quedo presa de ese impulso vital que domina la vida.
Y quedo presa de esa magia inmensa llamada cariño
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Adoro tu pureza, esa inocencia desprovista.
De etiquetas hostiles y de maldades dispersas.
Y quedo admirando ese paisaje reconocido.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Me sumerjo en tu belleza ancestral,
Sin otro afán que enriquecer mi mundo querido.
Y me acoplo y vuelvo una y otra vez.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.



Y me vuelvo a ese río, transitando por esas aguas,
Caminando por esa azotea, cantando por sus calles..
Y me vuelvo más tú e incluso poder ser nosotros.
Abrazando estoy amor, tu poderosa esencia.


 Luchemos por un mundo mejor para todos.

Todos los derechos reservados 
María José Solano Jiménez.



No hay comentarios:

Publicar un comentario