sábado, 6 de agosto de 2016

"Llámame deseo"





Puede que extrañe tu rostro joven,

la apasionada tensión de abrazarnos entre la sombras

la locura repleta de ansias y silencios,

el amanecer de tu piel cuando alcanza su destino en mí.


La caricia que acompaña tu palabra,

el gesto que se abre dentro de un espacio sensual y  libre,

 conformado de primaveras con alimento de manantial

que atraviesa rebelde el camino de la vida en mi sentir.


El sonido de tu música se acomoda entre la superficie

que deambula por el aire, del que siempre fuimos cómplices

 y  posiblemente nunca dejaremos de serlo, dentro de

 ese espacio infinito me veo en ti.


Quiero  todo lo que hemos sido, el pasado

el futuro y lo que nos depara el momento,

La maravillosa paz que siembra con ilusiones

la vida que nos queda por vivir.


Porque aunque te llames deseo,

no estás preso de conjeturas, ni de planes ubicados

en ningún sitio, dominas la esfera del universo y

perteneces a todo aquel que te quiera seguir.








No hay comentarios:

Publicar un comentario