viernes, 31 de marzo de 2017

"Asignatura pendiente"





Lo nuestro fue un amor envuelto en juego de chiquillos, de miradas anhelantes que se pierden entre

fuentes y jardines de la plaza de un pueblo. De puestas de sol que anidan besos impacientes, que

le hablan al destino. Luchando contra el olvido un día sin quererlo nos sorprendió la libertad y

compartimos esa  aventura sobre los bazos de otro amor.

A tu boda yo asistí y en la mía yo te vi . Con el pasar de los años nos hemos sentido tan cerca al

mismo tiempo que tan lejos... Que ahora que llega el final me atrevo a decir que nos queda una

cuestión pendiente.









9 comentarios:

  1. Qué pena dejar pendiente cosas así!!

    ResponderEliminar
  2. Pues si, tendríamos que tener esa oportunidad. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito aunque triste a la vez. Una pena acabar así y no poder compartir con tu pareja deseado todo lo que te gustaría. Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias César, a veces nos falta valentía. Yo pienso que hay que te enfrentarlo más vale un no pudo ser que no lo intenté.

    ResponderEliminar
  5. posiblemente el no ser, la mantuvo viva siempre.

    ResponderEliminar
  6. ¿Fue por eso que decía Bécquer: "yo digo aún: ¿por qué callé aquel día? /
    Y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?"
    Pasan estas cosas, sí.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. A veces la amistad de juventud se convierte en asignaturas pendientes. Siempre hay tiempo de resolver. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Que bonito Maria del Carmen, confiemos en esa posibilidad.

    ResponderEliminar