domingo, 3 de mayo de 2015

Coplas, arrullos y sueños.






A la luz de una copla, mi alma sueña

a la luz de unos versos amor te espera,

sosiego y alegría, paz y fortaleza

Amor de madre, siempre quiero y quisiera.



!Duérmete mi niña, mi niña hermosa,

que en la tarde te espera un mar de rosas!

!Duérmete mi niña, mi niña loca,

que en la noche te abrazan, luna de aromas!



Con el despertad del día verte quiero risueña.

Y en ese inmenso río, sumergirme plena,

 escuchar tus matices, contemplar ese alma tierna.

Y en lo más profundo del alma, cantar tu copla salinera.



!Duérmete mi niña, mi niña hermosa,

que en la tarde te espera un mar de rosas!

!Duérmete mi niña, mi niña loca,

que en la noche te abrazan, lunas de aromas!




En ese atardecer de tu cariño, volar quisiera,

enredarme en tu cantar y soltar tristezas,

descubrir nuevas alegrías sin despedirme.

Amor de madre siempre quiero y quisiera.



A la luz de una copla mi alma espera,

 una voz que me arrulle, acompañe y quiera.

tu manto incondicional, tu ternura.

Amor de madre, siempre quiero y quisiera..








Todos los derechos reservados a María José Solano.

Dedicado a todas las madres.












No hay comentarios:

Publicar un comentario