domingo, 12 de enero de 2014

Prodigios de luz

Joaquin Sorolla


Nuestro genial artista supo captar la luz del mediterráneo de una manera única, como única se nos ofrece su pintura, una exposición de vida donde perdura la originalidad de lo espontáneo y la armonía de una vida con pinceladas de color donde predomina el empuje de lo vital.




Nacido en Valencia por el 1863, estudió en la escuela de Bellas Artes de San Carlos, dando muestras de dominar la pintura histórica, gracias a su destreza consiguió una beca para estudiar en Roma y París. Fue en esa época donde conocería a los impresionistas, cambiando su enfoque y la perspectiva de su pintura convirtiéndola en lo que se ha venido a llamar. Naturalismo-lusionista 
Utilizando su particular manera de entender el impresionismo y adaptando su propia técnica, que radicaba en la luz y en el tratamiento plástico de la misma. En 1984, vuelve a París y reafirma su estilo donde prevalece el color, iluminismo donde predomina un estilo realista que debido a la elección de motivos relacionados a las figuras populares, retratan la fisonomía social, expresando una crítica social significativas que quedan reflejadas en sus obras. Aún dicen que el pescado es caro (1895) la fuente, Buñol (1895)








Su pintura es fiel reflejo en ocasiones de las circunstancias históricas y sociales de fin de siglo, sin embargo Sorolla, tiende a una pintura optimista y vital, incluso cuando retrata la vida de los modestos pescadores.
Otra de su importante faceta artística sería la de retratista, de figuras ilustres de la época como Juan Ramón Jiménez, el rey Alfonso XIII, Vicente Blasco Ibáñez, Ortega y Gasset,etc. Personajes del mundo cultural y artístico que tuvieron marcada repercusión a nivel social, no se puede olvidar el retrato realizado a Francisca Marqués, más conocida en el mundo artístico por Raquel Meller.






Ya se sabe en los círculos cercanos del artista, que por esta mujer sintió una fascinación y admiración especial. En este lienzo podemos observar el fondo neutro que difiere mucho del de los varones a los cuales resaltaba sobre fondos oscuros y concretos. La  intención remarcada sobre la tez de su cara, donde podemos ver dibujado un lazo negro que enmarca su rostro y la visión de unos ojos sesgados que quizás se atrevan  a formularnos una pregunta, o sea quizás su autor, el que se pregunte a sí mismo.
En la década de 1900 se considerará una etapa de culminación de su pintura, Niños en la playa,1910, Pescadora con su hijo 1908
su reconocimiento internacional no tardaría en llegar consolidando una brillante trayectoria. Expuso en Estados Unidos, en San Luis, Chicago, en estas dos últimas recibiría un encargo en el que trabajaría en el transcurso de seis años que van de 1913-1919 como artista en la Hispania Society de Nueva York.
En esta etapa culmina su carrera y en ella queda reflejado las costumbres y tradiciones propias del país, aunque su desaparición fue prematura ya que murió a los 60 años, eso no será impedimento para que fuera considerado como uno de los artistas españoles más destacados, y sin duda el más conocido de finales del siglo XIX y comienzo del XX. 














Uti
Uttrt



No hay comentarios:

Publicar un comentario