sábado, 4 de enero de 2014

Una manera de sentir. 1ª Parte.

Francisca Marqués López, más conocida para el mundo artístico como Raquel Meller, fué una de las mujeres más populares y célebres del siglo XX. Nacida en el seno de una familia humilde tubo que trabajar duramente para poder subsistir a su destino que no era otro que el de la copla y su dimensión artística y colosal. Siendo niña la entregaron a un convento en Tudela, hasta que una tía monja se encargó de llevársela a vivir a Figueras, donde recibió formación básica en labores de costura, tejer y bordar. Raquel, siempre demostró poseer fuerte temperamento y personalidad. Empezó a trabajar en un taller de costura y allí conoció a la vedette Marta Oliver, que la animaría a dedicarse a las variedades. Aunque no poseía una voz potente, poco a poco fue aprendiendo el arte de saber moverse por el escenario y transmitir la interpretación con un componente diferencial. Después de sus inicios en la Gran Peña, comenzó a frecuentar mejores lugares y debutó en Madrid en Febrero de 1911 en el renovado Trianón Palace, compartiendo con grandes artistas como Pastora Imperio, Amalia Molina y la Goya.




El 15 de septiembre debuta como primera figura en el Arnau de Barcelona, recogiendo un éxito colosal debido a su diversificado repertorio y creatividad. Su puesta en escena fue magistral, intercalando cuplés de diferentes estilos, sin olvidar el picante como  la pulga o el Ven y ven, se las arregló para introducir otros que trataban de amores encontrados, patriotismos, gitanerías y de humanismos que lograron ofrecer variedad de repertorio. Su diferencia que se hacia más acusada llevando a una interpretación sublime. Entre  los años 1910-1911 podemos decir sin temor a equivocarnos que se produce "la etapa dorada del cuplé"
En la medida que este género iba captando mayor número de aficionados, legítimos compositores realizaban  nuevas adaptaciones cantables, dirigidas a satisfacer el gusto del público y las particularidades de las estrellas del  momento.





1 comentario:

  1. Gracias a mi primer seguidor. Un abrazo, alegría y buenas noches,

    ResponderEliminar