jueves, 1 de mayo de 2014

LA POESÍA HUMANISTA DE INOCENCIO JIMÉNEZ PONCE




POR UNA CALLE CUALQUIERA



         Era ya casi de noche,

         Las sombras me iban siguiendo

         por una calle cualquiera

         camino de mis recuerdos.

     



     

        Sentí un poco de frío,  

       Y fuí cerrando hasta el cuello

        una zamarra de lana,

       que hasta ayer no me había puesto.

       

                                                                                                                                                                          



      Por una calle cualquiera

     yo siempre encontrarla puedo,

     porque la llevo conmigo

     y en todas las partes la siento.



     La tuve, pero se fue...

    solo se quedó en mi pecho

    el eco de sus latidos

    y las llamas de sus besos.



   Antes, cuando la tenía,

   síempre corría a su encuentro,

   con la alegría de una joven

   que se hace fuerza en un viejo.



   Y ahora, ya ves, tan despacio...

   Ya no importa si no llego,

   Por una calle cualquiera,

   Voy llorando su silencio.


Todos los derechos reservados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario